TOP
Alta Fidelidad

Alta Fidelidad: Jesús Álvarez y Pepe Prieto

Nos reunimos con dos melómanos acérrimos en un nuevo ‘Alta Fidelidad’. Durante 14 años, Jesús Álvarez fue el alma de Radio City, una de las tiendas de discos con más personalidad de Madrid, que lamentablemente cerró sus puertas en noviembre de 2019. Por su parte, Pepe Prieto está al frente del programa ‘Hotel Arizona’ (Radio Enlace) y es autor del libro Sonidos Circulares. Dos buscadores de tesoros sonoros que nos ofrecen su particular visión de la música.

* Esta entrevista se realizó en enero de 2020, antes de la proclamación del Estado de Alarma y pocos meses después de que Radio City cerrara sus puertas. 

 

MARÍA F. CANET/ MIGUEL URIZ

 

  • ¿Qué artista marcó vuestra adolescencia?

Pepe: Lo tengo muy claro: Los Ramones. Vivía en Saconia, por la Dehesa de la Villa, un barrio en el que había mucho ramonero. Había gente que se parecía a Johnny Ramone, gente que hacía cómics de Los Ramones, taxistas con pegatinas de los Ramones… Me marcaron casi por obligación.

Jesús: Yo soy y he sido poco seguidor de la música española, pero el grupo que me llevó a otro nivel sí era español, fueron 091. En Granada eran muy famosos y era el típico grupo que, a quién se lo dabas, le gustaba. Es el grupo que te lleva a escuchar a otros; con 13 años no tenía discos de los Kinks en casa, pero recuerdo leer una entrevista en la que mencionaban a los Kinks e ir a comprarme uno de sus discos.

 

  • También hay un tipo de artista, el “bisagra”, que es el que más mundos te abre…

Pepe: En mi caso fueron Siniestro Total por las versiones que hacían, de los Kinks, Bad Company, Lynyrd Skynyrd. En muchas ocasiones he conocido la versión antes que la original, por ejemplo ‘Victoria’, de los Kinks, la conocí por una versión de The Fall que puso Jesús Ordovás en su programa, y así con mogollón.

Jesús: Hay grupos que te abren puertas, como por ejemplo Teenage Fanclub. Yo conocí a Big Star por ellos, y en mi generación creo que casi todos. Los críticos de la época decían “esto suena a Big Star”, y yo corría a comprar sus discos. Al principio pensaba “están de puta madre, pero a mí me gustan más Teenage Fanclub” (risas) o por ejemplo “un aire Gram Parsons”; yo entré al country rock por Teenage Fanclub. Luego en la música negra, Erykha Badu. Con 20 años recuerdo que a Paul Weller le preguntaron en una entrevista por los discos que más le habían gustado ese año y la nombró. Corrí a comprarlo y al principio me descolocó, no entendía nada; luego ves que tiene todo el sentido.

 

  • ¿A qué medios acudís para descubrir música?

Jesús: Me gusta mucho Aquarium Drunkard, que son de Los Ángeles. Siempre es difícil coincidir al cien por cien, pero tienen una cosa que tiene muy poca gente en la prensa musical, que es un equilibrio entre el pasado y el presente, y entre lo conocido y lo desconocido. Luego Uncut, Shindig!, The Wire. A nivel radio, Islas de Robinson, Sonideros (la parte de Floro y Lapuente), y luego ir bicheando por ahí…

 

  • ¿Cuáles han sido vuestros últimos descubrimientos musicales?

Pepe: El de Isobell Campbell es precioso, muy acústico, como Bobbie Gentry en los 70’s, y el de Andy Shauf, que es un poco más optimista y alegre.

Jesús: A mí me ha gustado mucho el de una tía extranjera que se llama Aoife Nessa Frances, el disco de Jeff Parker que hace como una especie de soul-jazz, unos brasileños que se llaman O Terno, que es una locura de disco… Si hiciera un resumen de lo mejor de la década lo incluiría a Ana Frango Elétrico.

 

  • Jesús, ¿Cómo escuchas música ahora? Porque supongo que no se escucha música igual cuando tienes que currar en la tienda, y tienes que escoger lo que quieres vender, que cuando la escuchas para ti.

Jesús: Igual, bueno llevo dos meses fuera de la tienda, pero funciono igual que antes. Me compro mis revistas, y me hago mis listas. Ahora tengo más tiempo para escuchar música. Estoy más al loro. Me cunden mucho las escuchas.

 

  • ¿Cuántos tipos de escucha hacéis?

Pepe: En mi caso, de primeras escucho los 20 primeros segundos de cada canción, para ver si me va a gustar. Y una vez que ya he hecho eso, y sé que el disco me va a gustar, lo empiezo a escuchar desde el principio.

Jesús: Es que es así, el filtro es fácil. Si no tiene el sonido, la producción…eso ya sabes que no te gusta.

Pepe: Hay discos que necesitan más escuchas que otros, claro. Y hay algunos que les sobran escuchas.

Jesús: Bueno, pero esas segundas oportunidades vienen de que un colega te dice que lo vuelvas a escuchar y lo vuelves a oír. A mí por lo menos, me pasa eso. Sobre todo con las novedades, porque al final los clásicos sí que es verdad que les das muchas oportunidades; hay clásicos que si a lo mejor no te han entrado, sabes que vas a volver en algún momento de tu vida a ellos. Tienen un recorrido larguísimo.

 

  • A veces agobia, ¿no?, escuchas un disco, y tienes que pasar ya a lo siguiente porque si no parece que pierdes el ritmo y está bien pararse de vez en cuando.

Pepe: Sí, hay que parase un poco con algunos discos, porque si no, no se disfrutan. De hecho, no disfrutamos la música como la disfrutábamos antes, aunque la escuches 70 veces.

  • ¿Por qué?

Pepe: Porque siempre estás pensando en lo que va a haber después. Antes, cuando teníamos nosotros 18-20 años, te comprabas un disco a la semana, como mucho. Y te lo comprabas físicamente, lo mirabas una y otra vez, te aprendías las letras, te aprendías los créditos…no tenías una cola de 20 discos detrás.

Jesús: Bueno, pero es así. Por contra, también tienes una posibilidad de oír música acojonante. Entonces, yo creo que, en general, es mejor lo de ahora.

 

  • Podemos acceder a los discos con más facilidad, pero hay tal exceso de ruido o de información…

Pepe: Por eso la figura del prescriptor tendría que estar mucho más valorada. Y no vale el que te diga que tienes que escuchar a Neil Young, a Bob Dylan y a Van Morrison. No hay muchos prescriptores que se salgan de ese canon. Está bien que los haya, porque hay gente que no los conoce, pero que sólo se hable de eso, o que sólo se hable de las nuevas músicas urbanas, no.

 

  • Hay una cosa ahora que está bastante clara, y es que, en la literatura, en el cine, en la música es que la escena está atomizada. A lo mejor, tú tienes la sensación de que se está hablando solo de las músicas urbanas, pero está todo tan atomizado que cada uno está escuchando o viendo lo que le mola.

Jesús: Sí, eso está claro.

Pepe: El problema es que da la sensación de que se ha perdido la radio en la que se podía escuchar un poco de todo. Incluso Los 40 o M80 tenían programas puntuales, por la tarde, más de autor. Pero ahora lo veo complicado.

 

  • Me imagino que a ti Jesús te pasaba un poco igual en Radio City. Quiero decir, llegaba un momento en el que tú no ibas a Radio City a comprarte un disco en concreto; ibas a ver qué tenía Jesús.

Pepe: Lo bueno de Radio City era la criba que hacías. Bueno, si soy sincero, yo iba a Radio City a que Jesús me recomendara cosas. Nunca iba con un disco ya pensado, compraba lo que él me decía. Lo que más molaba era llevarte discos de los que no habías escuchado nada.

 

  • Llega un momento en el que vuelve el vinilo, algo que al principio de Radio City sólo tenías tú, y de repente empieza a estar en el Corte Inglés, en la FNAC otra vez, y a uno precios con los que tú no puedes competir…

Jesús: Se ha quedado el vinilo como formato físico, antes que el CD, y ya está. No tiene otra historia.

Pepe: Pero también esa fiebre de comprarse un disco de vinilo, por el hecho de que hay que comprarse un disco de vinilo, cuando muchas veces suena peor que un CD…No sé hasta qué punto compensa.

 

  • El vinilo es el formato que mejor suena, pero en condiciones ideales. Si no tienes la condición ideal va a sonar mejor un CD.

Jesús: Yo compro en función de la edición. Si ese disco, el formato en CD me mola porque es un digipak, me lo compro, si me gusta más el vinilo, me lo compro en vinilo. Porque al final lo que haces es mirar tu colección en casa. ¿Entiendes lo que te quiero decir? Aparte del sonido, es una cosa de placer. Es que los discos molan. No hay que darle más vueltas al tema. Es bonito ir comprándote los discos que más te han gustado en tu vida y tenerlos ahí. Es como una librería.

Pepe: Pero en el libro incluso es más sangrante el tema de lo digital. Yo creo que los libros sí que hay que tenerlos en físico, y pasar las páginas. El hecho de tocar papel.

 

  • ¿Qué carencias creéis que tiene la prensa musical española?

Jesús: Hay más diferencia entre las españolas y las guiris…Las listas son muy parecidas, pero durante el año las revistas son diferentes. Si en el Uncut fueran fieles a lo que publican durante todo el año, las listas serían más diferentes.

Pepe: A mí me gustaría que hubiese una sección en la que los colaboradores dijeran qué discos se compran ellos, no los que les mandan las compañías, porque eso es sólo una parte. Tú no puedes decir, y voy a decir algo muy bestia, “David Bisbal es mejor que Jeff Tweedy” y justificarlo con “para gustos los colores”. Eso es a partir de un nivel.

 

  • Te puede no interesar Radiohead, pero valorarlos en su justa medida…

Pepe: Claro, no puedes vincularme a El Canto del Loco con los Beatles. Es un tema delicado, pero tiene que haber un baremo.

 

  • Hay algo curioso con la música, que generalmente con la literatura no pasa: tú según vas escuchando, o viendo películas o leyendo libros, te vas creando una estética. Con la literatura, hay muy poca gente que lea poco y se atreva a emitir una opinión, y sin embargo con la música sí ocurre.

Pepe: Hace un tiempo, tuve una discusión con un tipo que afirmaba que Metallica era la mejor banda de la historia. Yo le pregunté: “¿Mejor que los Beatles? ¿Que Van Morrison, Bob Dylan o Neil Young?” y me contestó “por supuesto que sí, pero muchísimo mejor” y le dije “no tengo nada más que hablar contigo” (risas). Si tú lo crees me parece fenomenal, pero yo no lo creo.

 

  • La música popular se ha seguido desarrollando, y aunque haya cosas que no os gusten, tienen también relevancia.

Pepe: Claro, yo hablo de los estilos que me gustan a mí. Yo no he profundizado en el Trap porque no me gusta; valoro mucho lo que hace Rosalía, pero no me va; no creo que sea para darle palos como le están dando los puristas ni para calificar el disco como obra magna. Tiene algo, la producción es súper novedosa.

Jesús: La tía ha cogido lo que es el R&B de toda la vida, porque tú la ves y parece una yankee, pero diferenciándose de las americanas. Eso es algo que no hace un grupo de pop español, porque los grupos de aquí, ¿de qué se diferencian de un tío de Iowa?