TOP

American Aquarium: canciones por una América mejor

La banda liderada por BJ Barham pone voz y música a todos esos estadounidenses que quieren volver a vivir el sueño americano con su último disco Things Change

JUANJO RIESGO

La música country, surgida de las entrañas de Norteamérica, ha tenido siempre una connotación conservadora. La temática religiosa, rural y la exaltación de los valores americanos alinean las canciones, bandas y solistas con el conservadurismo estadounidense. Esto se debe a que buena parte de la música de raíces norteamericanas proviene del Medio Oeste, en el que se encuentran estados como Missouri, Ohio, Nebraska o Minnesota, y el Cinturón Bíblico, formado por Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee y Alabama, entre otros.

Si bien es cierto que en muchos casos se confirma el tradicionalismo arraigado en ese estereotipo, la realidad es que muchas de esas canciones ayudan a construir el relato olvidado de Estados Unidos, tal como retrató John Steinbeck en su conocida novela Las uvas de la ira (1939). Historias de granjeros, cowboys, operarios de fábrica, etc., dan voz, a través de la música, a la clase trabajadora blanca, cuyos integrantes son despectivamente conocidos como rednecks o white trash.

Sin embargo, desde que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos, todo ha cambiado. Mientras que antes podían convivir cordialmente demócratas y republicanos, el magnate neoyorquino ha conseguido instaurar una hostilidad ciudadana que ha partido la sociedad norteamericana de una manera nunca vista desde la Guerra de Secesión que enfrentó a La Unión y a los Estados Confederados.

Por eso, desde la música popular, artistas y bandas también han tomado partido en este enfrentamiento. Pese a que muchos grupos han preferido no pronunciarse políticamente para no poner en peligro su éxito de cara a una audiencia predominantemente conservadora, un buen puñado de jóvenes estrellas del country y de la americana actuales han decidido plantar cara al discurso de odio promovido desde la Casa Blanca. Entre esas promesas de la música norteamericana están Margo Price, Cale Tyson, Nikki Lane o los protagonistas de este texto: American Aquarium.

La banda de Carolina del Norte, capitaneada por BJ Barham, acaba de publicar Things Change (New West Records, 2018), un álbum donde el líder, compositor y vocalista de la formación exterioriza toda la frustración que le provocó la victoria de Trump en la elecciones de noviembre de 2016.

Pese al drástico cambio de formación (todos los músicos salvo Barham son nuevos), American Aquarium sigue sirviendo al mismo propósito, que no es otro que la reivindicación de la existencia de una América mejor, más justa y más humana que la que los políticos ofrecen. La banda es una potente maquinaria instrumental al servicio de las letras de BJ, creando una fabulosa conjunción que transmite a la perfección las emociones de tantos estadounidenses preocupados por la dirección que está tomando su país.

Consolidados ya como un bastión del alt-country, American Aquarium, que deben su nombre a la letra de ‘I Am Trying To Break Your Heart’ de Wilco, acometen la faceta más política de Barham en temas como ‘The World Is On Fire’, ‘Crooked+Straight’, ‘Tough Folks’ o ‘Work Conquers All’. Desde las enseñanzas paternales hasta la apocalíptica visión de la Norteamérica actual, Things Change reivindica el trabajo duro que muchos jóvenes, así como sus padres y abuelos, llevan a cabo en las a menudo olvidadas zonas rurales. Lejos de adoptar una postura derrotista, BJ y sus American Aquarium lanzan un mensaje esperanzador, de perseverancia, que se apoya en magníficas guitarras y una sección rítmica que combina el country con rock de tintes más clásicos y un punto de red dirt texano.

Por otro lado, American Aquarium reflejan el lado más personal de su líder en canciones que se acercan más al sonido honky-tonk. En ‘One Day at a Time’ y ‘I Gave Up the Drinking (Before She Gave Up on Me)’, Barham habla sobre la superación del alcoholismo y su consiguiente sobriedad. Precisamente es esa vertiente más íntima la que cierra Things Change con canciones más románticas como ‘Shadows of You’ y ‘Till the Final Curtain Falls’.