TOP

Anaut: Los búhos sólo pueden mirar hacia adelante

MARÍA F. CANET

Los búhos sólo pueden mirar hacia adelante, aunque su cabeza sea capaz de girar 270º. Versátiles como pocos, se encuentran tanto en bosques como en selvas tropicales. Este animal es el protagonista de la portada -diseñada por Álvaro Pérez-Fajardo– de Hello There, el tercer álbum de la banda madrileña Anaut. Como esta rapaz nocturna, el grupo parece haber dado un giro a su carrera, incorporando nuevos estilos (rock, americana, psicodelia) a su esencia soul y R&B: “El nombre del disco y la portada van por ahí: la idea es volver a presentarnos. No negamos lo anterior; queremos avanzar desde ello”, afirman Alberto Anaut (voz y guitarra), Gabri Casanova (órganos y teclados) y Javi Skunk (batería), tres de sus cuatro componentes en una cafetería del centro de la capital.

Este agitado cóctel de sonidos es resultado de la exitosa gira de su anterior trabajo, Time Goes On: “Nos apetecía plasmar el directo en un disco y otras influencias como la americana o el rock, sin traicionar nuestra esencia”, afirma Alberto. La huella de los proyectos paralelos en los que participan también constituye un ingrediente importante: “Tocas en otras bandas y vas integrando cosas a tu sonido que igual no se te hubieran ocurrido”, indica Gabri.

Un disco autoproducido, grabado en diferentes estudios (Estudio Uno, Casanova Keyboard Studio, CasAlberto y Funkameba) y masterizado en Arizona por Nathan James (Aretha Franklin, Sting), que ha traído más de un quebradero de cabeza a sus creadores: “Ha sido el disco más doloroso de grabar, el que más tiempo nos ha llevado”. Parte de la culpa se la lleva la cuidada instrumentación: “Hay vientos, steel guitar, Alberto ha usado diferentes guitarras y hay muchos sonidos diferentes de teclados: melotrón, vibráfono, piano de cola, wurtlizer, hammond, sintes…”, menciona Gabri. En esta ocasión la grabación analógica se ha combinado con la digital: “Hay partes que se grabaron en digital y otras en analógico. Se procesaron en el estudio con una mesa analógica de los setenta que es una pasada”, indica Javi.

También apuestan por temas largos -algunos rondan los ocho minutos- llenos de cambios de ritmo como Don´t Let Me Down, Drifting o Valle de los Cirios, que casi queda fuera: “En el disco anterior eran temas muy cortos, queríamos que fueran al grano y este es justo lo contrario”. Un tercer trabajo que también resulta menos optimista que el anterior, pasando por la crítica política en You Better Run, la decepción de Don´t Let Me Down o el peligro en Liar: “Uno ve estas cosas a posteriori. Muchas veces la letra surge de lo que pasa ese día, igual de una noticia que has leído. I Will See You Again usa la metáfora de una relación para hablar de la felicidad como un lugar, pero parece una canción de amor. Lo importante es el significado que tiene para ti”.

Con Hello There, Anaut, que comenzó como un proyecto personal de Alberto, se confirma como banda consolidada: “En este disco somos más banda que ninguno, la mayoría de temas no son los que yo he llevado acabados”. El trabajo en equipo es fundamental también a la hora de componer: “A veces partimos de la base de la idea de uno, y otras hacemos cosas en el local juntos que terminan siendo una canción”. El grupo contempla con alegría cómo el panorama de la música negra y americana, en el que se sitúan, tiene cada vez más cabida en nuestro país. “Estamos entusiasmados. De repente, que ese tipo de música, que son muchos tipos de música a la vez, se escuche más masivamente nos emociona porque es una puerta abierta a que te escuchen sin prejuicios” afirma Javi.

La banda tiene por delante el desafío de adaptar todos los matices del disco al directo, algo a lo que se enfrentarán en formato cuarteto: “No tiene sentido subirnos siete u ocho al escenario, las canciones han venido así. Es mucho curro, pero queremos plasmar el disco nosotros cuatro, no vender la moto”. Aunque en su puesta de largo con el público madrileño el próximo 14 de abril en el Teatro Barceló habrá sorpresas “para interpretar las canciones a todo lujo”. A pesar del poco tiempo transcurrido entre la gira de su anterior trabajo, que acabó a finales de 2017, y esta, se muestran “como locos por empezar a tocar”.

Como los búhos, Anaut miran hacia adelante emocionados ante su inminente gira, pero alertados por los cambios en la industria: “Pretende acabar con el formato físico y a nosotros nos puede hundir porque no podemos producir discos si no los vendemos. Por mucho que tú quieras compartir tu música, y tenemos muy claro todo lo que debemos a Internet. Es duro ver que el día que lanzas el disco, después de todo el esfuerzo de un año, la gente lo escucha gratis en Spotify. Es muy jodido la verdad”.