TOP

El Trazo de Toño Martín de Los Burning

 

“Cortinas anchas de terciopelo, 
Alcohol en la barra esperando el final 
El humo envuelve toda la sala.
Los focos se abren, cobran su vida 
Solamente el rojo nos hace esperar”

 

ANA VALVERDE  | Texto e ilustración

No hay en un bar, alma divorciada o mujer solitaria que no conozcan sus canciones. Chulos, macarras, abatidos y románticos son el espíritu de los navajeros, la banda sonora de una España embarrada. Algo tienen estos chicos que , aún pecando de chulería y empujados por ese deje madrileño, acaban resultando simpáticos porque, entre pico y pico, acertaban a decir alguna que otra verdad.

Aunque muchos se empeñan en arrastrarlos hacia la movida, ellos eran otra cosa. Toño Martín era otra cosa. Iban del rollo, del rock de extrarradio, más hijos del agobio, cantando para un público duro. Los músicos como él pertenecen a la denostada imaginería del rock patrio, esa que rescatas años después, cuando uno entiende que ya no va a volver. «Son recuerdos del pelo largo».

 

EN ALGÚN LUGAR DE LA ELIPA

Un grupo de chavales se reúne. Mientras ven a las chicas pasar y se preguntan qué hacer para ligar más;

 – “Coño, pues un grupo.”

Y así en los suburbios de  Madrid, la calentura adolescente dio lugar a una de las bandas más emblemáticas del rock español. Primero fue Pepe Risi y Johnny Cifuentes, que tras unas cuantas cervezas deciden fichar a un chaval de su barrio que juega muy bien al fútbol. Esta nueva incorporación era nada menos que nuestro protagonista de hoy, Toño Martín. El chico acepta, deja el fútbol y se compra un bajo, claro, le han prometido tías a mogollón. Aunque no todo iban a ser apreturas de pantalón, como tristemente se demostraría después, sus vidas pertenecían ya al rock and roll.

 

EN ESPAÑOL , POR FAVOR

El pacto que Los Burning hicieron con sus Majestades Satánicas, solo cubría el apartado instrumental. Cantaban versiones de los Rolling Stones y otros grupos británicos pero  en un inglés inventado. Ninguno conocía el idioma, ni tenían intención alguna. Asique Toño, únicamente encadenaba palabras sueltas al más puro estilo Raphael en Aquarius. Con un par chicos.

Por aquella época, hacia los 70 largos, deciden juntarse enserio y promocionar la sangre española que tan fervientemente les galopaba por las venas, entre otras sustancias. Y del LP El fin de la década se extrajeron dos exitazos bien castizos, que les situarían como banda consagrada.

 

QUE HACE UN CHICO COMO TU EN UN SITIO COMO ESTE

Aun habiendo llegado a la meta, Toño no se siente a gusto. Otro que ha nacido para perder. Agraviado por la droga, las giras y un matrimonio que se desmorona, decide desaparecer  de los focos. Ya le advierte Risi que ese mundo, el normal, no es para él:

 – «Creo que la corbata a ti no te va…» , le dijo Risi en confidencia.

Después de su salida, durante una calurosa noche de 1984, los nuevos y menguados Burning se acercan hasta Briviesca,  donde Antonio acude como espectador de la que fuera su antigua vida. Junto a su mujer, recibe incesantes peticiones para subir al escenario y cantar, pero él permanece sentado. Ha renunciado a la música.

 

UNA NOCHE SIN TI

El abandono de su amigo y cantante, supuso para el grupo un duro golpe del cual tuvieron que resurgir Risi y Cifuentes al frente más la incorporación de nuevos miembros. Es en el interior de esta herida, donde nace una de sus canciones más incendiarias: Una noche sin ti. Escrita por Pepe Risi con el único objeto de recordar a, Toño, el amigo que se ha ido.

 

LA MUERTE

Desengañado y enganchado, Toño Martín, corre a refugiarse en Burgos, donde pretende rehacer, lejos de las drogas, su matrimonio roto con Esther -a la que , en los tiempos lúcidos, le habría dedicado No es extraño que estés loca por mí. Pero dejar atrás el desenfreno y la complacencia del rock para  tratar de ajustarse a los horarios de peluquero y padre fue demasiado esfuerzo para Antonio. El excantante de Burning decide irse a Bilbao, donde hay mejor “material” para seguir montando el caballo que le llevaría a la muerte 1991.   

«La noche es corta y sacias tu ansia, Corazón solitario encontraste el calor»

Post a Comment