TOP
Matthew McDaid

Matthew McDaid, el verano aún no ha acabado

MARÍA F. CANET

El olor a tierra mojada que dejan las primeras tormentas y el anochecer, cada vez más temprano, anuncian que el otoño es inminente. Aún así, hay motivos para aferrarse a la idea de que aún es verano. Motivos o canciones como las de Matthew McDaid, que son como esos días de septiembre en los que la añoranza y las ganas de disfrutar de los últimos rayos de sol  coexisten. Folk luminoso para despedirse del estío.

Nativo de Whitehead (Irlanda), McDaid se instaló en la aldea catalana de Rupit (Barcelona) siendo un niño, algo que sin duda ha repercutido en su música, a medio camino entre la alegría y la nostalgia, con cálidas melodías y letras que rebosan añoranza.

Tras debutar en 2015  con el EP ‘Crowded by Silence’ y publicar su primer larga duración  -‘Off the Beaten Track’ (Great Canyon Records)- en 2017, el músico irlandés lanza un nuevo EP, ‘Look Away Sun Child’ (Great Canyon Records, 2020), para el que ha contado con John Morgan Askew (The Delines, Neko Case) a la producción.

Dos nuevos temas  y una versión de los Bee Gees que tienen la música norteamericana como referencia. ‘Look Away Sun Child’, es un medio tiempo de origen acústico que crece con unos potentes vientos, mientras remite, con nostalgia y alegría, a la adolescencia, a la sensación de estar en constante descubrimiento. El paso del tiempo también está presente en ‘54321’, con una percusión que emula una locomotora de tren, mientras dulces arpegios de guitarra acústica, teclados, sutiles vientos y coros confluyen. Íntima y cruda, propia de un domingo de resaca, resulta la versión de ‘I Started a Joke’ que McDaid traza con la única compañía de su acústica.

Tres canciones perfectas para despedirse del verano.