TOP

Bonus Track: un día en el Festival Brillante

La localidad de Chapinería (Sierra Oeste de Madrid) acogió el pasado fin de semana la primera edición del Festival Brillante. Una propuesta que se antojaba atractiva antes de empezar: conciertos al aire libre, actividades para toda la familia y un cartel ecléctico, que destacaba por una fuerte apuesta por bandas emergentes.

El sol acompañó la jornada del sábado 25, tras la lluvia que amenazó los conciertos del viernes. El ambiente festivo se palpaba en todo el pueblo; la Plaza de la Constitución, que albergaba uno de los escenarios, gozaba de un ambiente de verbena a la hora del vermú. El mercadillo, en el que se podían encontrar puestos de tiendas de discos como Marilians Records (Madrid) o Discos Bora Bora (Granada), de artesanía o gastronomía local, fue otro de los grandes atractivos, fomentando también el apoyo a los pequeños comercios. Cabe destacar también la buena organización del evento: puntos de información, zonas de parking, servicios de autobuses o VTC o diferentes foodtrucks.

Los conciertos se desarrollaron en 3 escenarios: el Escenario Plaza (ubicado en la Plaza de la Constitución), el Escenario Palacio (situado en el patio del Palacio de la Sagra) y el Escenario Mirador, a modo de escenario principal. La proximidad entre enclaves facilitaba la movilidad del público y acentuaba ese ambiente de cercanía. Entre otros, en el escenario Palacio, tuvieron lugar los conciertos de los divertidos Morreo o las jovencísimas Las Dianas, que derrocharon actitud con su pop ácido y guerrero con canciones como ‘Leggins Rotos’ o ‘Te Quiero (Lejos)’.

Por la tarde, el Escenario Mirador acogió el pop ochentero sustentado en sintetizadores de El Último Vecino, para cambiar de tercio con la llegada de Soleá Morente. La artista, todo fuerza y pasión, convirtió el escenario en una fiesta flamenca, con una propuesta más rumbera que invitaba a taconear y bailar desde la silla, entonando temas como ‘Cosas Buenas’, ‘Lo Que Te Falta’ o ‘Baila Conmigo’, con el que los allí presentes no pudieron resistir las ganas de levantarse aunque fuera unos instantes.

Manteniendo la esencia sureña, aunque en un registro totalmente diferente, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba incendiaron al público con su kinkidelia. A pesar de algunos problemas técnicos, la banda sevillana brilló con temas de su último disco como ‘Porselana Teeth’, ‘El Valle’ o ‘Gitana’, así como con los ya himnos de su primer trabajo como ‘Aliento de Dragón’ o ‘The New Gizz’. Un concierto que dejó a los allí presentes con ganas de más y durante el cual fue difícil permanecer sentado. Los Planetas fueron los encargados de cerrar la jornada, con un concierto “esencial” en formato trío con la presencia de teclados pero la ausencia de la batería. Una oportunidad para escuchar clásicos de los granadinos como ‘Santos Que Yo te Pinté’, ‘David y Claudia’ o ‘Alegrías del Incendio’ en una vertiente diferente.

 

Parece que el Festival Brillante ha llegado para quedarse. Una propuesta necesaria tanto por su diversidad como por su formato. En un momento donde los carteles de los festivales son a menudo copias, se agradece ver una propuesta diferente que combina a figuras ya consagradas del panorama nacional con jóvenes formaciones que llevan poco tiempo en la carretera. Una forma de fomentar la heterogeneidad y el crecimiento de la escena musical. Así mismo, el poder disfrutar de la música en directo al aire libre, con un ambiente tan sano y divertido (y a media hora de Madrid) es un placer al que seguro que el público allí presente no querrá renunciar de cara al futuro.