TOP

Hotel California: 40 años volando alto

Cuarenta años después, las águilas siguen volando alto. La huella de Hotel California permanece intacta al paso de tiempo

MARÍA F. CANET

Cuando preguntaban a Glenn Frey por el motivo de la separación de los Eagles, el músico contestaba lo siguiente: Dos palabras: Hotel California”. El mítico álbum se reeditaba el pasado 24 de noviembre, con motivo de su cuarenta aniversario. Además de una remasterización en stéreo de los temas originales, esta reedición se acompaña de un CD con diez temas grabados en directo en octubre de 1976 en el Forum de Los Ángeles-incluyendo Take It Easy o One Of These Nights-y de un libro con fotos inéditas de la banda californiana.

Los Eagles nacieron cinco años antes de alcanzar el estrellato, concretamente en 1971, cuando John Boylan-manager de Linda Ronstadt -buscaba una banda que acompañase a la cantante en su gira. Fichó entonces a dos músicos de estudio: Glenn Frey (guitarra) y Don Henley (batería). Los dos miembros de la banda de Ronstadt, decidieron crear su propio grupo, al que se incorporarían Bernie Leadon (antiguo miembro de The Flying Burrito Brothers) y Randy Meisner (bajo). En 1972 publicaban su primer disco Eagles, que alcanzó el Nº3 con el sencillo Take It Easy, compuesto entre Glenn Frey y Jackson Browne. Un año más tarde, en 1973, veía la luz Desperado, disco que contiene himnos como Tequila Sunrise o la propia Desperado. Para On The Border (1974) los Eagles, contaron por primera vez con Bill Szymczyck a la producción, quién fichó a Don Felder como nuevo guitarrista. La publicación de One Of These Nights en 1975 fue un punto de inflexión para el quinteto, desembocando en el abandono de Bernie Leadon y la incorporación de Joe Walsh.

En 1976, para alejarse de los excesos de Los Ángeles, la banda alquiló el rancho que el cantante Ricky Nelson tenía en Calabasas (California) con el objetivo de componer para su nuevo álbum. Don Felder buscaba ser considerado por los líderes del grupo como un Eagle más, y no como un mero músico de acompañamiento. Durante aquellos días en California, Felder compuso once temas que mostró a Frey y Henley. Este último quedó fascinado por una melodía de aire mexicano que Felder compuso con una guitarra de doce cuerdas. Este tema-originalmente llamado Mexican Reggae-se convertiría en el mayor éxito del grupo; Hotel California.

El álbum, producido una vez más por Szymczyck, se grabó entre el estudio habitual de los Eagles (Record Plant Studios, Los Ángeles) y los Criteria Studios de Miami, en un periodo de nueve meses. La grabación del LP estuvo repleta de dificultades, comenzando por sus ruidosos compañeros de estudio, Black Sabbath, que grababan álbum al mismo tiempo que los Eagles, complicando su trabajo.

Los encontronazos entre los líderes de la banda fueron otro de los problemas. Uno de ellos, por la elección del primer sencillo del álbum. Henley opinaba que Hotel California debía ser la carta de presentación del LP, mientras que Frey pensaba que era un tema demasiado largo (dura 6 minutos y por aquel entonces las emisoras norteamericanas no pinchaban ningún tema que sobrepasara los 4 minutos). Finalmente, New Kid In Town-tema que compusieron junto a J.D Souther-se convirtió en el primer sencillo, alcanzando inmediatamente el Nº1. Hotel California y Life In The Fast Lane, inspirada por una conversación que Frey tuvo con un narcotraficante a 90 millas por hora, fueron los siguientes sencillos.

La sombra de las drogas-especialmente la adicción de los miembros del grupo a la cocaína-y el desamor-patente en Victim Of Love o Try And Love Again-son temas recurrentes en el disco. La balada Wasted Time relata el difícil momento que atravesaba Don Henley tras su ruptura matrimonial, mientras que The Last Resort es una crítica a la destrucción de la naturaleza por parte de los propios estadounidenses. Pero si hablamos de Hotel California, debemos detenernos obligatoriamente en el tema que da nombre al disco, su mayor éxito, pero también su gran quebradero de cabeza. Llegó a ser grabado en tres tomas diferentes, en las que Henley cambió el tono, pasando del si menor original al mi menordefinitivo, buscando las guitarras que sonaban en la maqueta. En cuanto a la letra, se han dado numerosas interpretaciones, desde alusiones satánicas a un tormentoso romance de Henley con Steve Nicks (Fleetwood Mac). Sin embargo, los líderes confirmaron en numerosas ocasiones que la letra era una crítica a los excesos del american way of life de la alta sociedad. Mientras, Joe Walsh y Don Felder se enfrentaron cara a cara en un solo de guitarra que quedó para la eternidad.

Para más inri, Ian Anderson (Jethro Tull), acusó a la banda de plagio. Alegó que habían copiado el We Use To Know de la banda inglesa, en la época en la que fueron teloneros de Jethro Tull durante la gira 1971-1972. Sin embargo, por aquella época, Felder-compositor del tema-no pertenecía a los Eagles. Finalmente Anderson nunca llegó a interponer dicha demanda.

Para la portada, los Eagles contaron con el director de arte John Kosh, artífice de portadas emblemáticas como la de Abbey Road de los Beatles o Get Yer Ya-Ya´s Out de los Rolling Stones. El artista británico y el fotógrafo David Alexander fotografiaron el Beverly Hills Hotel-y no el auténtico Hotel California situado en Todos Santos, en la Baja California-al atardecer, para darle un toque siniestro.

Finalmente, Hotel California veía la luz el 8 de diciembre de 1976. El éxito que cosechó tras su publicación fue abrumador: permaneció ocho semanas en el Nº1y más de dos años-107semanas-en la lista de álbumes más vendido, obteniendo dos premios Grammy. A día de hoy, la obra maestra de la banda liderada por Don Henley y Glenn Frey ha vendido más de 32 millones de copias en todo el mundo. Los sonidos fronterizos y las armonías vocales-a lo Steely Dan-encumbraron a los Eagles como grupo emblemático del sonido de la costa oeste dentro del country-rock que plantaría cara al Heavy Metal y al Hard Rock que cobraban cada vez más fuerza durante los setenta.

Hotel California encumbró a los Eagles, pero también fue el principio de su fin. Paradójicamente, su mayor éxito se convirtió en la una cruel premonición. La interminable gira de presentación acabó con la expulsión de Felder del grupo, presuntamente por problemas económicos, y el tándem Frey/Henley se vio resentido. En palabras de Glenn Frey para The Independent: “Dejó de ser divertido. Ya no confiábamos en el instinto de los otros y hubo notables desacuerdos. Además, Henley y yo teníamos problemas con las drogas y eso no ayudaba”. La banda publicaría The Long Run en 1979-con Timothy B. Schmit como último fichaje-separándose en 1980. En 1994, tras haber emprendido diferentes aventuras en solitario, los Eagles se volvieron a reunir. Desde entonces han permanecido intermitentemente en activo hasta 2016, año en el que falleció Glenn Frey. En la actualidad, el hijo de Frey milita en la banda.

Cuarenta años después, las águilas siguen volando alto. La huella de Hotel California permanece intacta al paso de tiempo. Las armonías de Frey y Henley, y las guitarras de Walsh y Felder han sido imitadas hasta la saciedad. Pasarán los años y seguiremos subiendo el volumen de la radio cuando comiencen a sonar los primeros acordes de Hotel California en alguna emisora. Cantaremos a pleno pulmón New Kid In Town, recorreremos carreteras secundarias con Life In The Fast Lane y el corazón se nos encogerá con Wasted Time. Como reza la célebre canción, una vez que entras a este hotel, no podrás salir.