TOP

Los Pilotos: Llamando a torre de control

Javiera Mena, Camilo Lara o Mariana Montenegro ponen voz a “Alianza Atlántica”. Lo nuevo de Los Pilotos, la banda formada por dos miembros de Los Planetas, Florent Muñoz y Banin Fraile, apuesta por un cambio de formato

CAYETANO FERNÁNDEZ

Luces tenues recién encendidas y un olor intenso a barrica y vino añejo. En la penumbra de esta cinematográfica taberna de la calle Limón (mitad cantina de Mos Eisley, mitad club de oficiales en ‘La batalla de Inglaterra’) Florent y Banin, Los Pilotos, nos hablan de su nueva misión: la Alianza Atlántica, un EP en el que cuatro artistas latinoamericanos ponen voz a las nuevas composiciones del grupo granadino en una suerte de OTAN fraternal y psicodélica: “nos gustó la ironía de llamar así a un disco en el que la idea principal es tender puentes con la escena latinoamericana”, comenta Banin.

Acomodados en un sofá rojo de sky y frente a una pequeña mesa de madera, Florent y Banin se lían un cigarrillo mientras cuentan la verdadera intención de este trabajo: “esperamos que sirva para descubrir a artistas que no se conocen, porque aquí en España no prestamos mucha atención a la escena latinoamericana”, según Banin. Alianza Atlántica es el primero de tres Ep’s que el dúo granadino lanzará este año y en el que combinan el color y la psicodelia de sus composiciones, con el talento y las voces de artistas del otro lado del charco. Nombres que ya suenan en nuestro país, como Javiera Mena o Camilo Lara (Instituto Mejicano de Sonido), junto a otros más desconocidos como Diosque o Mariana Montenegro (Dënver). “En cada Ep queremos que haya un artista de peso que apoye el trabajo de otros quizás menos conocidos, como es el caso de Diosque, por ejemplo, que estamos descubriendo a mucha gente”, dice Banin.

Estas colaboraciones aportan por primera vez pistas vocales a un disco de Los Pilotos, un formato que ya habían probado junto con Ana, La Bien Querida, en el disco homenaje a la artista hispano-británica Jeanette con la versión de Negra estrella: “esa versión nos permitió ver cómo podía ser una producción nuestra con voz y de alguna manera fue el precedente de todo esto”, confiesa Florent. Voces y letras han influido a la hora de crear unas canciones más cortas y directas, que siguen navegando por esa experimentación electrónica entre el minimalismo krautrock y la psicodelia colorista marca de la casa, pero encauzadas ahora dentro de los dominios de la composición clásica del pop de estrofa y estribillo. “Se nota ese cambio, pero bueno, el trasfondo de la música sigue estando ahí, son teclados, ritmos potentes, guitarras, en fin… sigue latente”, comenta Florent. Un cambio de formato que, pese a la novedad, no ha supuesto un gran esfuerzo a unos artistas que tienen como medio natural este tipo de composiciones en Los Planetas.

Alianza Atlántica son cuatro canciones que te dejan con ganas de más, un formato Ep idóneo para esta era de inmediatez y consumo rápido pero con la dificultad añadida de trabajar con artistas del otro lado del charco: “cuando empiezas una colaboración así a diez mil kilómetros de distancia no puedes esperar a que las cosas estén de un día para otro, tienes que esperar”, explica Banin. Este es el motivo por el que aún no podemos saber ni las fechas de los dos próximos lanzamientos (más allá de que serán a lo largo de este 2018) ni la composición de unos discos “que se van haciendo sobre la marcha”.

La unión de dos mundos hermanados por una misma lengua −de la que tanto se puede aprender, descubrir y disfrutar− es cada día más necesaria en un mundo que a veces se resquebraja, pero que la música se encarga de unir a través de pactos y alianzas tan hermosas como esta.