TOP

Melodías del rock a pinceladas

Guns N’Roses, Rod Stewart o Deep Purple son parte de una enorme lista de bandas cuyas portadas de discos se inspiradas en pinturas

ÁLVARO GONZÁLEZ

Todo apasionado de la música trata de buscar en otros ámbitos paralelismos con los que relacionarla. Es un mecanismo de defensa. Lo cercano nos resulta más familiar y agradable. Y resulta que músicos y pintores se encuentran más unidos de lo que a priori puede parecer. La lista de portadas de discos inspiradas en pinturas o que las imitan daría para un especial semanal, por eso hemos realizado en este 18 de mayo, día de los museos, una pequeña selección de algunas de ellas.

Si bien El Hombre de Vitruvio se trata en sí mismo de un dibujo y no de un cuadro o pintura, el estudio de las proporciones que realizó Da Vinci ayudaría a infinidad de artistas a representar fielmente las figuras humanas en sus pinturas. El Renacimiento supuso una auténtica revolución para el hombre y para su cultura. El ser humano pasaba a ser el centro del universo, tal y como Leonardo lo representa circunscrito en una esfera y un cuadrado en una doble posición. El italiano realizó muchos otros bocetos sobre la anatomía humana que resultarían fundamentales para la idealización de los cuerpos en el arte de la época y posterior, pero ha sido El Hombre de Vitruvio quien ha pasado a la historia como símbolo de la perfección.

Junto al ser humano excelso, la banda extremeña Extremoduro escogió una cita de Cicerón para dar imagen a La Ley Innata, álbum que veía la luz en 2008 y acababa con una sequía de producción de la banda de más de seis años, dejando aparte trabajos recopilatorios. El concepto que guía La Ley Innata es el de una sola pista dividida en seis movimientos. Este disco cuenta con los elementos más melódicos hasta la fecha, así como con la presencia de instrumentos de corte más clásico como violines, violonchelos, oboes, flautas y pianos, dando pistas del camino en solitario que tomaría pasados unos años su frontman Robe Iniesta y conectando muy bien con la magnificencia que inspiran la presencia de Da Vinci y Cicerón en la portada del mismo.

Antes que Siglo XXI, Novecento había dado más a conocer el cuadro incluyéndola en sus créditos. La notable producción cinematográfica mostraba la cruda realidad del proletariado de la época, del mismo modo que Pelliza, siendo considerada actualmente por los más sofisticados del cine como una película de culto. Del mismo modo, un género tan contestatario como es el punk y un grupo que lo abandera en la península como es Gatillazo, utilizó la pintura como imagen de su disco. Los himnos de Evaristo Páramos además de no caducar, casan perfectamente con la naturaleza de la obra del italiano.

El Moulin recoge como si de una fotografía se tratara la pura esencia del entretenimiento de la sociedad burguesa a finales del siglo XIX. La luz que se filtra entre los árboles que rodean la escena y alumbra las vestimentas de las personas dota a la obra del fuerte componente que define al Impresionismo: la importancia del trato de la iluminación por parte de los artistas. La fiesta parece llegar hasta el espectador.

Rod Stewart por su parte representa muy bien ese sentimiento de jolgorio generalizado que Renoir plasmó en el molino. El artista británico escogió para la portada de su disco A Night on the Town la pintura del francés. La obra cuenta con una iluminación más oscura y mayor simplicidad, casi como si no hubiera sido finalizada o se tratara de un boceto. Sin embargo, otro detalle la diferencia de la estampa original. Stewart posa de frente en la mesa que nos queda más cercana en medio de toda la fiesta y recibiendo al oyente del disco.

La Escuela de Atenas desborda magnificencia con solamente presenciarla. La presencia de los más importantes filósofos, matemáticos, y científicos de la cultura occidental en un templo discutiendo acerca de sus teorías resulta en una imagen verdaderamente impresionante. La profundidad con la que cuenta el fresco es otro aspecto a tener en cuenta, siendo la figura de Aristóteles, en el medio, el punto de fuga. Rafael rinde homenaje a la cuna del conocimiento en esta obra que rebosa clasicismo tanto por su estilo como por su significado.

De entre los estudiantes que acompañan y siguen a los maestros, encontramos a un muchacho tomando notas a los pies de la esquina de la derecha del pasillo que se proyecta hasta el arco. Guns N´Roses escogió su figura para la portada de sus discos Use Your Illusion I y Use Your Illusion II, trabajos que supusieron la consagración de la banda y contaron con un aspecto más escénico, alejándose del hard rock con el que debutó y demostrando al mundo de la música todo de lo que eran capaces. Ambos trabajos cuentan con la misma portada; el primer, con tonos anaranjados, cuenta con pistas más agresivas y fuertes; el segundo, con tonos azulados, tiene canciones más melancólicas.

Tenemos el privilegio de vivir en una de las capitales mundiales del arte como es Madrid. De entre todas las obras de arte repartidas por el mundo, algunas de las más destacadas se encuentran en la capital. Concretamente, en el Museo del Prado, podemos disfrutar de El Jardín de las Delicias. Este tríptico representa el paraíso y el infierno, y el paso de uno a otro en la imagen del medio, en la que los pecados corrompen al hombre. Esta obra que roza lo caótico contrasta con la imagen que encontramos al cerrar el tríptico; una esfera transparente sin vida en su interior. Se trata del mundo siendo creado, en un total silencio que choca con la bacanal que encontramos en los paneles interiores.

Apoyándose en el componente musical del que El Bosco dota al tercer panel de su obra (vemos multitud de instrumentos musicales repartidos por la escena, en una clara referencia del autor a esta disciplina como una mala práctica), Deep Purple emplea un fragmento del infierno como portada de su tercer disco, en el que, como es habitual en la banda, el órgano (instrumento directamente relacionado con la época medieval y de corte muy clásico) cuenta con un papel fundamental en los temas, así como coros casi de carácter litúrgico de fondo.

Delacroix creó en 1830 una de las composiciones artísticas más representativas de un suceso de la historia de la humanidad. La llamada pintura histórica es uno de las ramas del arte más importantes, por aunar el componente pedagógico con el artístico en una misma representación. Con relativa predilección por temática religiosa, mitológica o períodos anteriores de la historia del hombre, el francés representó la Revolución Francesa apenas 30 años después de su surgimiento. El levantamiento del pueblo marcaría un antes y un después en el país y en el mundo.

Del mismo modo, Viva La Vida supone un punto clave en la carrera de Coldplay. El propio nombre del disco parece el título de una oda a la pintura que utiliza como portada. Y la canción que titula el álbum es claramente biográfica. Como dicta Chris Martin: “los revolucionarios pedían mi cabeza en una bandeja de plata”, ” los mares se levantaban cuando lo ordenaba” y ” esto era cuando yo gobernaba el mundo”. Incluso su videoclip cuenta con una textura de pintura cuartada, como si de un cuadro antiguo se tratara.

Volvemos a encontrarnos con Rafael, esta vez acompañando a Greuze. Santa Catalina se trata de una obra representada sobre tabla, y su figura parece adquirir una pose escultórica. La joven gira su cuerpo para mirar hacia Dios, representado por la nube dorada que aparece en la parte superior de la obra. Al mismo tiempo, se apoya en una rueda, símbolo del martirio que sufrió en vida. Por su parte, Greuze parece titular su obra haciendo referencia al regalo que acaba de recibir la joven de pelo rubio: un cachorro al que acoge entre sus brazos. La representación de las emociones es una de las tónicas en la producción artística del francés, que dotaba a sus pinturas de cierta pomposidad procedente en muchos casos de las ornamentales vestimentas y arreglos tan vistosos que en ocasiones utilizaban las mujeres del siglo XIX.

Mellon Collie and the Infinite Sadness supone un punto de inflexión para la banda de Chicago. Con una gran cantidad de material preparado para su próximo lanzamiento, Billy Corgan y compañía se proponen lanzar un álbum conceptual. Disco doble, una interpretación del trabajo como si de una obra de teatro se tratara dividida en dos movimientos (día y noche, vida y muerte) y una combinación de estilos dentro del movimiento grunge al que pertenece. Como portada, una combinación de las dos obras mencionadas, tomando la cabeza de la joven que representa Greuze y colocándola en el cuerpo de Santa Catalina.

Por último, un ejemplo de portada de disco surgida gracias al periodismo. En 1937 el dirigible Hinderburg se incendiaba cuando se disponía a aterrizar. Un total de 35 personas fallecieron, y el accidente supuso el fin del zeppelin como medio de transporte convencional. Lo impresionante de las imágenes tomadas por los medios, puesto que el gas que elevaba la nave era inflamable, han convertido este suceso en un verdadero icono de la época.

La controversia en torno al origen del nombre de la banda Led Zeppelin nace cuando Keith Moon, Jimmy Page, John Entwistle y Jeff Beck discutían acerca de formar una banda. En cierto momento, Moon bromeó con que volaría igual de bien que un globo de plomo, a lo que Entwistle respondió añadiendo el concepto del zeppelin. La idea de crear un álbum debut con la imagen del Hindenburg en llamas también fue de Entwistle. De este modo, Page y compañía rompían con lo establecido en la industria con estreno polémico. Años más tarde, el zeppelin se convertiría en el emblema de la banda, siendo representado con estilo cómic en su disco recopilatorio Mothership por el artista Shepard Fayrey, autor entre otros del diseño del cartel de la campaña electoral de 2008 de Barack Obama o del logo de la marca de ropa Obey.