TOP

Mississippi John Hurt,  el bluesman tranquilo

Autodidacta, viajero musical, su técnica del fingerpicking marcó los generos del country, bluegrass, folk y rock

 

FERNANDO MORA

Durante los años veinte en Estados Unidos no todos vivían vidas “felices” y acomodadas, tal y cómo se estudia en los libros de historia. En muchos lugares del país, sobre todo en el sur, muchas personas negras vivían una vida dura, basada en el trabajo, para poder mantener a sus familias.  Familias de muchos hermanos que trabajaban, en el campo, el ferrocarril, la construcción, etc. Una historia que, normalmente, se olvida y se pasa por alto.

En el seno de ese mundo de dureza, nace el blues, como vehículo de expresión y canalización de todas esas vivencias, como canto a la supervivencia, historias comunes que los bluesman, algunos huyendo de ese tipo de vida, junto con sus guitarras y sus voces llevarán a otros lugares, viajando con un destino incierto y ligeros de equipaje.

 

 

John Smith Hurt nació en 1893 en Teoc, Mississippi, pero se crio en la localidad de Avalon, unas nueve millas al norte. Creció siendo el octavo de diez hermanos y a una edad muy temprana comenzó a interesarse por la música, escuchando viejos temas de blues de cantantes locales mientras trabajaba como peón de granja en el campo. A los nueve años aprendió a tocar las seis cuerdas, algunos dicen que de manera autodidacta, otros que aprendió del músico local William H. Carson, que era amigo de la familia y en ocasiones se quedaba a dormir en su casa, hecho que John aprovechaba para tomar prestada su guitarra mientras este dormía, y así poder practicar. Más adelante su madre le compraría una de la que él dijo “Mi madre me compró una guitarra de un dólar y medio y puedo decir que no había música más bonita que la que salía de mi guitarra”.

Con el paso del tiempo Mississipi John Hurt, cómo sería conocido artísticamente más adelante, creó, de forma autodidacta, una manera de utilizar la técnica del fingerpicking única y tocada con tal habilidad y maestría que en ocasiones lleva a pensar que hay dos guitarras sonando. Sus canciones tienen un aire folk y su voz suena tranquila y menos profunda que la de otros bluesman del momento. Esto quizás se deba a que, a diferencia de los demás intérpretes de blues de los años 20, Hurt no tenía una gran ambición por lanzarse a la carretera y huir de la vida que llevaba en su Avalon natal, en la que se sentía cómodo y agusto. En su juventud tras haber tocado en un medicine show intentaron contratarle, a lo que él se negó: “Uno de ellos quería contratarme, pero les dije que no porque nunca quise irme de casa”.

Hurt en ocasiones solía tocar junto a William Narmour, un violinista local, que tras ganar un concurso en 1928 le recomendó a Tom Rockwell, productor de Okeh records, que realizó una audición a John, en la que tocó “Monday Morning Blues”. Se realizaron dos sesiones de grabación, en Memphis y Nueva York, ciudades en las que Hurt coincidió con otros grandes cantantes de blues como Blind Lemon Jefferson, y en las que se registraron treinta canciones en total.  Tras la edición de las mismas, con la gran depresión, Okeh Records quebró y John, sin un centavo en los bolsillos, volvió a Avalon donde retomó el trabajo y se dedicó durante años a tocar a nivel local.

En 1952 la publicación de dos de sus antiguas canciones (Frankie” y “Spike Driver Blues”) en The Anthology of American Folk Music y el descubrimiento en 1963 de otra de sus grabaciones (“Avalon Blues”) llamaron la atención de los musicólogos Dick Spottswood y Tom Hoskins, llevando a este último hasta Avalon en busca de Mississippi John Hurt al que encontró en su pequeña casa de siempre, ya que llevaba años en su hogar trabajando la tierra, cuidando de los suyos y tocando la guitarra. Este redescubrimiento llevó a   Mississippi John Hurt a actuar en el festival de Newport del 63 y su magnífica actuación le catapultó a la fama en pleno revival folk, llegando más tarde a grabar tres discos con Vanguard Records y a girar por salas de conciertos, cafés y universidades hasta su muerte en 1966 en Granada, Mississippi.

Mississippi John Hurt ha influido de manera notable en diversos géneros musicales actuales como el country, bluegrass, folk y rock. Un hombre sencillo y feliz con poco, que no tenía que ver con los otros intérpretes de blues de la época. Vivió siempre en su Avalon natal “Avalon, my home town, always on my mind / Avalon, my home town”  y nunca le persiguieron los sabuesos del infierno.