TOP

This is: Father John Misty

Si hubiese que definir a Father John Misty solo podría usarse una palabra: verdad. Uno de esos dioses o ironías que nos hemos inventado para hacer llevadera nuestra monótona vida

CRISTINA G. HERNÁNDEZ

Para poder definir a Father John Misty hace falta mucha calle y nunca nadie tendrá la suficiente para acabar de comprenderle como para hacer una lista que pretenda recoger su esencia. Sobra decir que canciones extraídas aleatoriamente de sus tres discos tampoco lo hacen. Partiendo de esa premisa, ya podemos hablar de él.

Si Father John Misty tuviera que definirse a sí mismo, respondería lo que ya dijo recientemente en una entrevista a la revista Pitchfork: “Si quitas mi música solo te queda un tipo con bigote y mal humor”. Todo esto enlaza con su particular visión del mundo: tan realista y cruda que sólo le deja la posibilidad de tirarse a la piscina del nihilismo: no hay nada cierto, es todo una mentira, entretenimiento, “Pure Comedy”.

Estamos acostumbrados a que nos digan que Father John Misty es un personaje creado y protagonizado por Josh Tillman, pero nada de esto podría ser más erróneo. Misty no es más que un pseudónimo, sería imposible crear un personaje tan complejo y coherente tanto en la música como en su persona. ¿Quién, si no, dejaría de publicar como J. Tillman porque no estaba escribiendo canciones desde su propia voz? ¿Quién, si no, cogería una furgoneta para inflarse a setas alucinógenas y encontrar su camino antes de ser Father John Misty? ¿Quién, si no, escribiría un álbum conceptual sobre su vida personal y los horrores del amor el mismo año que se casa? ¿Quién, si no, trataría su depresión con LSD? No puede ser un personaje, tiene que ser él.

Cuando se le tilda de irónico o sarcástico es porque no nos gusta que nos escupan la verdad que nos hace vulnerables a la cara, por eso queremos creer que está siendo irónico, que realmente no piensa lo que dice cuando está siendo terriblemente directo. Para su fortuna, no hacemos más que darle la razón al intentar quitársela. Somos los otros la ironía, los que nos contradecimos, los que creemos tener una verdad absoluta sobre cómo es el mundo, pero que la hemos adquirido a través de los medios en lugar de viviendo. Father John Misty lo denomina infotainment: información que se utiliza como entretenimiento. Nos manipulan, nos mienten, nos ciegan.

A partir de la aparición en la esfera pública de Donald Trump como candidato y finalmente presidente electo de los Estados Unidos y los peligros que esto conlleva, la visión nihilista de Misty ha llegado a niveles apocalípticos. Escribió su último álbum, Pure Comedy, observando este mundo con desolación y desesperanza. Solo hay que escucharlo y entenderlo. Junto con el disco y algo así como para reexplicar el álbum publicó el “Pure Comedy Essay”, en el que describe a los humanos como una especie que nace con el cerebro a medio formar, lo que les obliga a depender de los demás para sobrevivir. A lo largo de la historia han ido creando ironías y sinsentidos para que les ayudaran a salir de la monotonía de su existencia, su realidad: era y es demasiado dura como para afrontarla. Con este álbum, que me atrevería a considerar el mejor hasta la fecha a pesar de lo magistrales que son ‘Fear Fun’ y ‘I Love You’, ‘Honeybear’; además de hacer un fiel retrato de lo que es nuestra sociedad, deja un aura de crítica que no está al alcance de cualquiera. Supongo que el humor ácido y oscuro que normalmente le acompaña distrae del verdadero mensaje que lanza.

Yendo un paso más allá, el crítico Misty publicó en Soundcloud meses antes del lanzamiento de Pure Comedy tres temas que llamó Generic Pop Songs tras criticar la esfera del pop mientras escribía temas para Beyoncé o Lady Gaga, a las que denomina “prisioneras del sistema”. De hecho, Real Love Baby la escribió para Gaga pero decidió publicarla como suya en un EP. Volviendo a su Soundcloud, encontramos también perlas como Trump’s Private Pilot, en la que fantasea sobre estrellar el avión en el que viaja el presidente.

Por si era poco, además del film de 25 minutos sobre la grabación de Pure Comedy y las impecables actuaciones en Saturday Night Live, para el videoclip de Total Entertainment Forever eligió un set de papel maché en el que payasos de McDonald’s (siendo él uno de ellos), crucificaban a un Kurt Cobain protagonizado por Macaulay Culkin. Hablábamos de entretenimiento, ¿no?

Alguien vendrá ahora a decir que Father John Misty no es rock porque hace algo más cercano al folk, ¿pero qué es más rock que la inconformidad? Si el otro día escribíamos por aquí sobre el relevo en el rock y la falta de una voz generacional, es porque nadie ha prestado todavía la suficiente atención a Misty como para entender que es la voz que necesitamos.

Si hubiese que definir a Father John Misty solo podría usarse una palabra: verdad. Y sólo me conformaría llamándole Father John Misty si fuera porque realmente es la representación en la tierra de uno de esos dioses o ironías que nos hemos inventado para hacer llevadera nuestra monótona vida. This is: Father John Misty.