TOP

Tòfol Martínez, un cantautor por encima de las etiquetas

El músico catalán publica La Verdad y la Belleza, un disco que cuenta con las colaboraciones de Lichis y Litus y nace del dolor para buscar la necesidad de curar

JUANJO RIESGO

Con el blues por bandera pero con aprecio por todos los estilos musicales, Tòfol Martínez confiesa que lo que en realidad quería era ser músico de sesión: “Un profesor de guitarra me abrió las puertas del blues, pero también quería ser guitarrista de sesión. Estudié jazz, flamenco y un poco de todo para formarme como músico”. Este sentido más académico de la música le ha permitido desarrollar una carrera que no se encalla en ningún sonido en concreto y a la vez los toca todos.

Ahondando en su faceta más bluesera, Tòfol alega: “Lo curioso es que nunca he estudiado blues. He intentado tocarlo un poco a mi manera, sin copiar clichés ni riffs de otros guitarristas”. Quizás sea mejor así; el blues sale de las entrañas y se aprende en el camino de la vida, tal y como lo ha hecho el guitarrista y compositor de Sabadell. Con esa mirada profunda que desprende interés por todo lo que se le muestra, Tòfol repasa la influencia que adquirió gracias a Robert Johnson, Albert King o Stevie Ray Vaughan, pero “también iba descubriendo los discos de Radiohead, de Wilco o de The Jayhawks”.

Con La Verdad y la Belleza (autoeditado, 2018), el músico abre una nueva vía en su carrera, más relacionada con el concepto de singer/songwriter norteamericano que explotaron Jackson Browne, James Taylor o, más recientemente, Ryan Adams. “Es otra visión mía de la música, pero que no deja de ser yo, hay mucho blues en la manera de escribir y en el mensaje, en la pasión a la hora de cantar; no es un disco de blues, pero hay mucho blues”, explica el guitarrista respecto a la metamorfósis sonora que ha sufrido a la hora de componer su último trabajo y añade: “De golpe, me vi con estas canciones y tuve la necesidad de hacer un disco aunque fuese dar un paso hacia otro lado que no fuese el blues”.

Saliendo poco a poco del carácter amargo del blues, en este disco Tòfol Martínez ha reconducido el dolor hasta transformarlo en un mensaje positivo, tal y como cuenta: “Es un disco que sí que nace del dolor y de la necesidad de curar ese dolor mío a través de sacarlo en forma de canciones, pero a la vez las canciones tienen un punto sanador, un punto alegre, un punto de esperanza”. Es precisamente esa conjunción entre dolor y sanación lo que permite que en La Verdad y la Belleza se encuentren temas luminosos como ‘Eternos’ y algo más oscuros como ‘Tarde para Seguir’.

En esta nueva aventura, Tòfol Martínez ha decidido contar con amigos que son como familia. Su banda es la de toda la vida; Tòfol no habla de músicos, habla de hermanos. Además, ha tenido el lujo de sumar dos colaboraciones de altos vuelos. Por un lado, está Litus, integrante de la banda de Late Motiv, con el cual lleva compartiendo locales de grabación y escenarios desde hace mucho tiempo. “Que él esté en este disco, aparte de su talento y lo bien que lo hemos pasado grabando, es una manera de que esté mi historia como músico; él forma parte de mi historia”, cuenta. El otro es Lichis. De hecho, una de las canciones de La Verdad y la Belleza viene inspirada directamente por Lichis.“Hice una canción y por la mañana me pregunté: ‘¿esto ha pasado de verdad?’ Sabía que tenía que ver con Lichis y se la mandé para ver qué le parecía cantar en el disco. Entonces, se la mandé y me contestó: Vale, envíame la canción pero envíame también el resto del disco porque yo te digo que sí colaboro pero me tiene que gustar. Al final, le gustó ‘Carta de amor’, vino a cantarla y la canción creció”, explica.

Concluyendo esta deserción del álbum y tratando de definir el sonido de esta nueva etapa, Tòfol Martínez recurre a una humilde comparación con Wilco, uno de sus grupos de cabecera: “Si tú escuchas el primer y segundo disco de Wilco dirás que es un disco de country. Te pones ‘Sky Blue Sky’ y ves que han ido a otra galaxia; en el fondo son ellos mismos haciendo música como les sale.”

Próximos conciertos:

Jueves, 24 de MAYO – La Fídula, Madrid (con Litus) – (acústico) 21:30h

Viernes, 15 de JUNIO – Mediterráneo, Barcelona – (acústico) 21:00h

Sábado, 16 de JUNIO – Vila Vella, Tossa de Mar, Barcelona 22:00h