TOP

Vintage Trouble: al calor de la noche

El cuarteto californiano finaliza estos días su gira por España

 

JAVI TEJERO

La música de Vintage Trouble bebe de fuentes reconocibles: el rythm and blues, el soul, el rock… Pero más allá de géneros o etiquetas, su sonido es el del calor de la noche, bien en frenéticos bailes o bien en baladas de terciopelo. No en vano, el grupo se forjó en jam sessions nocturnas. Durante este mes de julio están girando por España, ofreciendo su directo arrollador que deja huella en quien lo presencia. Ty Tyler, vocalista de la banda, cuenta detalles sobre la trayectoria de la misma, sobre la música que le gusta y sobre sus giras por nuestro país.

El cuarteto californiano, de estética clásica y calidad musical indiscutible, echó a rodar hace doce años. “Yo conocía a Nalle (Nalle Colt, guitarrista), y empezamos a juntarnos para tocar rythm and  blues y rock”, explica Ty. “Después invitamos a Rick (Rick Barrio Dill, bajista) y hacíamos sesiones nocturnas, bastante tarde. Empezamos a grabar canciones y nos dimos cuenta de que necesitábamos un batería para terminar de ser una banda”. Aquí es donde aparece el cuarto miembro, Richard Danielson. De aquellas grabaciones nocturnas emerge su primer disco, The Bomb Shelter Sessions (McGhee Entertainment, 2011), con un sonido y un diseño que nos transportan al instante al siglo XX, a los discos de vinilo y a la música artesanal.

“Empezamos a tocar como grupo en clubes de Los Ángeles, cuatro noches por semana. De ahí pasamos a hacer giras por Europa, fue una estrategia que adoptamos”. Y parece que les salió bastante bien, porque han teloneado a Bon Jovi, The Who o AC/DC entre otros, haciéndose hueco en el público internacional. “Todos los elementos ayudaron a que la gente supiera quiénes somos”. A ese éxito contribuyó el single que utilizaron de carta de presentación, ‘Blues Hand Me Down’, un trallazo inapelable para ser escuchado a todo volumen y que encierra alguna pista sobre el origen del nombre del grupo.

“Spotify cambia la manera de consumir la música, y entendimos que el público digería mejor la información en dosis pequeñas”

Su segundo trabajo llegaría cuatro años después, 1 Hopeful Rd. (McGhee Entertainment, 2015). En él se observa una línea continuista, con temas más cercanos al rock como ‘Run Like a River’o ‘Angel City California’, y otros de música más ligera. A partir de entonces y hasta el pasado 2021, funcionarían a base de singles. Cuestionado por este cambio en la manera de trabajar, Tyler explica: “Spotify cambia la manera de consumir la música, y entendimos que el público digería mejor la información en dosis pequeñas. Con Spotify llega un problema de atención porque hay demasiadas cosas, y por eso el publicar singles. Intentamos adaptarnos a como se hacen las cosas últimamente”.

En esos singles también se aprecian pequeños giros musicales, con acercamientos al funk o a recursos del pop más comercial. A pesar de su marcada estética, musicalmente no se cierran, aunque esto a veces suponga resultados no tan brillantes. En 2021 vuelven a publicar un LP, Juke Joint Gems, que de momento sólo está disponible en plataformas digitales. En él vuelven a buscar sus fuentes primarias.  “Juke Joint Gems es como una recopilación de canciones que habíamos ido tocando en los conciertos. Es algo así como el Basement Tapes que hizo Bob Dylan. Podría decir que es nuestro mejor disco porque combina el hecho de que hemos ido de nuevo al origen del rythm and blues con muchos años de experiencia, es más esencia Vintage Trouble, pero mejor grabado”.

Al hablar de sus referencias musicales se pueden adivinar unos cuantos nombres, pero también pueden aparecer otros más inesperados. “Mi favorita es Tina Turner”, sentencia Ty. “Es fácil encontrar mis referentes, es obvio que me gustan cantantes como James Brown, Otis Redding o Sam Cooke. Pero también me gustan y me fijo mucho en algunos artistas más contemporáneos como Lauryn Hill, Amy Winehouse o Bruno Mars. Para mí ellos hacen con la música algo que apenas se hacía desde los 50 o los 60, que es hacer que sea casi más importante que las noticias, porque logra tocar la sensibilidad de la gente. Hacen algo de estilos antiguos, mis estilos favoritos, pero auténtico. Hacen que las nuevas generaciones los entiendan. Y mucha gente se sorprende cuando digo que mi álbum favorito de todos los tiempos es Tapestry, de Carole King”.

Vintage Trouble han venido a España al menos seis veces. “Nos encanta venir a España, es de nuestros sitios favoritos para tocar, porque la gente tiene… alma. Creo que nuestra música combina muy bien con los cuerpos y la manera de moverse de la gente de España, es excitante para nosotros”. Tyler se muestra emocionado por el regreso a nuestro país. “Han sido dos años y medio sin poder venir por aquí y creo que tenemos una relación de amor con España que me encanta”.

Ty Tyler es un huracán en el escenario, es un frontman  de manual al que le gusta el espectáculo. Tiene la energía de James Brown y la calidez en la voz de Sam Cooke (como él mismo reconocía entre sus cantantes de cabecera). No es extraño verle hacer cabriolas con el pie del micrófono, moverse de forma compulsiva o subirse sobre los asientos del público (en caso de haberlos). “No es algo estudiado, simplemente es mi manera de vivir el directo, es algo natural”, afirma. Tras él hay una banda solvente y compenetrada a la perfección, tres músicos (en ocasiones acompañados de algún instrumentista más para completar) que con elegancia y saber hacer bordan los ritmos y melodías de la propuesta neoclásica de los Vintage Trouble.